A lo largo del tiempo las personas a través del lenguaje oral se han traspasado conocimientos, gracias a la memoria. Por eso, los textos como por ejemplo: Los Salmos, La Ilíada y la Odisea, eran escritas en forma de versos.

Luego con la aparición de la música, se hizo aún más fácil de transmitir.  Y seguro te habrás dado cuenta de que existen temas que nos recuerdan un lugar, un momento, una época, entre otros.

El recordar a través de la música, es un ejercicio mental maravilloso, que para muchos especialistas puede ser de gran utilidad para tratar el Alzhéimer.

El cerebro humano, a través de la música, puede crear y recuperar recuerdos, por eso es utilizado en personas que padecen de demencia senil, ya que la música es la llave para abrir los recuerdos.

Muchas madres cuando sus bebes están pequeños y quieren estar en los brazos de la mamá y no puede hacerlo porque están ocupadas, imitan voces de bebes o sonidos de animales, y por supuesto, música infantil, para que el bebé se tranquilice.

Y es que la música es maravillosa en todo sentido.  En el caso de los niños, se ha demostrado que el cerebro de un bebé tiene la capacidad para responder a las melodías mucho antes de establecer una comunicación a través de la palabra.

La música, desde nuestro nacimiento, nos permite crear un vínculo importante, no solo con nuestros padres sino también con el resto de la sociedad y nuestras amistades.

Cuando escuchamos una melodía ocurre un proceso maravilloso en nuestro cerebro, ya que el placer se activa y libera dopamina, que es un neurotrasmisor que nos hace felices.

El cerebro se encarga de comparar la melodía que escuchas con la que ya está grabada en él, por lo tanto recordaras el tema al escuchar sus primeras notas.

En estudios realizados con respecto a la música, se les preguntaba a los encuestados acerca de temas musicales que nunca olvidaban y el por qué ese tema en particular era importante, y las personas siempre relacionaron ese recuerdo a momentos especiales en sus vidas, relacionadas con sentimientos como el amor, la tristeza, la alegría, o recuerdos de un momento como el nacimiento de un hijo, un viaje, o un logro en sus carreras, o simplemente de una tarde compartida entre amigos.

La música se conecta con las emociones y se relaciona con el placer, recordar un tema nos hace pensar en un momento vivido, el artista que la interpreta, la letra de la canción, o quizás nos recuerden una situación vivida en nuestras vidas, o nos podamos sentir identificados con los sentimientos que quiso expresar el autor.

Como te diría un cerrajero Barcelona: “La música es la llave de entrada a muchos recuerdos”. 

La música ha sido de gran ayuda durante esta etapa de la pandemia del Covid-19 que estamos viviendo, ya que ha funcionado para compartir y disfrutar y aislarse un poco de lo que está viviendo la humanidad, y además ha sido de gran ayuda para distraer a los niños en el hogar.